(Fotos:) Estrenada “Historia de Venezuela” en Caracas

Posted on Actualizado enn

El martes 4 de diciembre estrenamos en Caracas “Historia de Venezuela”, el cine-ensayo que realizaron Jesús Reyes y Thierry Deronne, ambos formadores integrales de la Escuela Popular y Latinoamericana de Cine, TV y Teatro. En preámbulo se proyecto “Acuse de recibo”, la ultima “Carta a África” de Hugo Chavez. Gracias a Soledad Kalza. Emotivo debate con lo(a)s compas de la Plataforma Campesina sobre como sacar la Historia del pasado. Con ello(a)s nuestra Patria bolivariana entra otra vez en un compás de mucha cancha revolucionaria, las cosas se mueven rápido, ya sabemos lo que podemos hacer. Fotos: Yrleana Iruany Gómez

 

URL de este articulo: https://wp.me/p2bGPp-1We

Anuncios

#CaraACara con el cineasta Jesús Reyes, codirector del documental “ Historia de Venezuela”

Posted on Actualizado enn

Historia de Venezuela parece el nombre de una materia de bachillerato, pero ahora es también un documental al que sus directores, Jesús Reyes y Thierry Deronne catalogan como “una película política experimental”.

Reyes, un cineasta egresado de la Universidad Experimental de las Artes, fue entrevistado por LaIguana.TV en torno a este filme y al trabajo que, en general, viene realizando el equipo del que forma parte.

Historia de Vzla FinalEspañol“Es experimental porque basamos nuestras ideas como realizadores en los planteamientos que se han trabajado desde el Nuevo Cine Latinoamericano, desde los años 60. Creemos, como dice Althusser, que la técnica es ideología. También nos basamos en esa pequeña frase de Simón Rodríguez ‘inventamos o erramos’. Hay un cine que busca repetir un mismo patrón espacial y temporal, nosotros tratamos de encontrar un nuevo tiempo y espacio, conectando por secuencias diferentes acontecimientos que han sido muy importantes en la historia de Venezuela”, explica.

El documental, que dura aproximadamente una hora, incluye imágenes tomadas de películas de diversos momentos en los que se ha tocado el tema del petróleo y sus implicaciones en la historia nacional. “También rememoramos algunas fechas importantes, como 1819 con Bolívar y la hazaña del Paso de Los Andes. A través del diario del Libertador nos conectamos con las sensaciones que esto podía generar no solo para Venezuela sino para toda América Latina. Otra fecha importante es 1999, la llegada de Hugo Rafael Chávez Frías. Dentro de la película se busca la conexión entre ambas fechas. Por eso decimos que es una película política y experimental. Quizá es un poco osada, pero por eso decimos que estamos en el camino de ‘o inventamos o erramos’”.

En la cinta se incluyen 280 rostros en blanco y negro que recuerdan el mestizaje que se ha experimentado en Venezuela. “Estamos en búsqueda de un cine popular, de la reivindicación de la identidad de las personas. En el cine comercial, la gente de los barrios, los campesinos siempre están desfigurados. Nosotros, de forma crítica, buscando dentro de la historia y reflexionando como realizadores, decimos que no puede ser que los sectores populares siempre sean sinónimo de violencia o de oscurantismo. No puede ser que la mujer esté restringida a un rol secundario cuando nosotros hemos visto, en medio de este proceso revolucionario, que la organización general de todo depende de las mujeres. Se trata de trabajar junto al pueblo para dejar un mensaje no solo a Venezuela, sino también a todos los sectores que están pendientes de una comunicación alternativa. Frente a lo que se transmite por el cine comercial, nosotros tratamos de ofrecer otro punto de vista”.

-Cuando dices nosotros, te refieres a un equipo en el que también está Thierry Deronne, un cineasta de origen belga con muchos años en estas tierras y ha sido profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela y de la Unearte. ¿Cómo ha sido para ti, un joven venezolano, trabajar con este “venezolano reencauchado” que es Thierry?

-Hay algo muy curioso con Thierry, y es que él ha vivido más tiempo en Latinoamérica que en su país natal. Se siente demasiado conectado con la historia de Venezuela y del continente en general. De hecho, el trabajo de la Escuela Popular de Cine comienza hace más de 20 años en Nicaragua, con la Revolución Sandinista. Thierry expande y hace sentir su visión a través de la investigación, es un hombre muy, muy, muy preparado y totalmente entregado a la construcción de un nuevo imaginario comunicacional que debe responder a la emergencia. Si vemos un canal X, que no vamos a mencionar para no hacerle publicidad, que repite todo lo que nos ha estado oprimiendo como pueblo, luego de analizar sus contenidos debemos hacer algo diferente. Ese es el punto al que nos llama Thierry, nos pregunta: “¿qué vamos a hacer, vamos a repetir o vamos a experimentar? Puede que fracasemos, pero la lucha es luchando”.

-Ustedes se han apoyado mucho allí en la escuela del cineasta cubano Santiago Álvarez, figura fundamental de este tipo de cine en América Latina…

-Sí, Santiago Álvarez fue un hombre muy especial. Trabajó muchos años en una televisora como mezclador, ponía música. Luego de la Revolución cubana tuvo la oportunidad de experimentar con el formato audiovisual. Durante el período especial, cuando no se encontraba la cinta para filmar películas, él dijo que se podía hacer documentales con fotos. Él supo que podemos combinar imagen y sonido y dar mensajes extras, a través del montaje y de la significación abarcar un mensaje que no está en la imagen ni en el sonido por sí solos sino en la relación de los dos. Santiago lo logró fijándose en la escuela de los rusos como Dziga Vértov, Serguéi Eisenstein, Les Kuleshov, que venían de un proceso revolucionario fuerte e intenso. Santiago Álvarez es una referencia fundamental para nosotros y debería serlo para todo aquel que quiera hacer una noticia de tipo diferente. El punto clave es revelar la contradicción. Eso es lo que permite crecer. Si tapas la contradicción no vas a poder crecer. Si planteas que el mundo es plano y que todo lo que pasa en un gobierno o en un pueblo es feliz estaremos cayendo en la trampa del cine hollywoodense, donde hay un conflicto y, al final, todo termina resuelto con un beso de amor. Es un imaginario que tenemos que ir deconstruyendo. Por eso nos basamos en el Nuevo Cine Latinoamericano, donde buscamos finales abiertos.

-En la nota de prensa de la presentación de la película dicen que esta obra “se alza contra el presentismo oscurantista”. ¿De qué se trata eso?

-Bueno, es un planteamiento meramente de Thierry, pero puedo tratar de desarrollar la idea. Los venezolanos tenemos el problema de olvidar demasiado rápido. Por ejemplo, nosotros no podemos olvidar los cambios que Chávez hizo. No podemos olvidarnos de todos los esfuerzos que hace el presidente Nicolás Maduro. Reconocemos que hay contradicciones y que estamos frente a una guerra económica. También reconocemos que hay muchos funcionarios del gobierno con la mano metida dentro de cosas. Pero no podemos olvidar que miles de personas entraron a la educación  superior gracias a Chávez. Buscamos reflejar eso dentro de la película. Por eso hacemos paralelismos. A Bolívar lo trataban de “César sanguinario” y algo parecido le ocurrió a Chávez. Decían que era un dictador, un opresor, que quería convertir a Venezuela en otra Cuba. No se dan cuenta de que fue un hombre que generó un cambio radical no solo en Venezuela ni en Latinoamérica, sino en el mundo.

-Ustedes han tenido participación con anteriores películas y van a tenerlo con Historia de Venezuela, en festivales internacionales, ¿cierto?

-Sí, el año pasado presentamos Hasta enterrarnos en el mar, este año presentamos Memorias del cielo e Historia de Venezuela en el 35 y 36 Reencuentro del Cine Latinoamericano, en Burdeos, Francia. Es una alianza que se hace con  los organizadores de ese festival FAL 33 (France Amérique Latine 33) que permite que cada país envíe un representante.  La gente se queda impresionada porque la información que les llega es que en Venezuela hay guarimbas, es un campo de guerra, la gente se muere de hambre, no hay salud, la economía está por el piso… Algo de cierto hay, pero cuando ven todo lo que se refleja en las películas cambia su percepción. Por ejemplo, Hasta enterrarnos en el mar muestra como cierto sector de Maracay se organiza para seguir adelante a través de sus consejos comunales. Se ve como mayormente son las mujeres las que mantienen la organización. La gente queda sorprendida. En el caso de Memorias del cielo, que se refiere a un barrio de Los Magallanes de Catia, pasa lo mismo. La gente se sorprende porque está convencida de que en los barrios solo hay violencia y delincuencia. Presentamos otra cara del barrio, que es el deporte, la gente que trabaja, la gente que lucha, quienes explican de lleno el tema de la violencia. Porque una cosa es hablar de la violencia de manera externa, y otra es hacerlo de manera interna, buscar la causa y el efecto, lo que genera. Reflejar eso a través del audiovisual es súper excelente porque la gente puede tener otra idea de lo que es Venezuela.

-¿Dónde puede verse la película Historia de Venezuela?

-Sí, como son películas independientes que no generan ganancias por taquilla no se pueden ver en salas comerciales. Por AlbaTV es posible verla. Otra opción es estar pendientes de los anuncios que se hacen en el blog de la Escuela Popular de Cine y TV (https://escuelapopularcineytv.wordpress.com/) sobre las presentaciones que hacemos en sectores populares. Mientras tanto, tenemos participación en festivales como el de Santiago Álvarez, y seguimos produciendo. Estamos trabajando en reportajes sobre los problemas del sector campesino y estamos produciendo un largometraje sobre las comunas que estará listo en 2019.

(Clodovaldo Hernández / LaIguana.TV)

URL de este artículo: https://wp.me/p2bGPp-1W3

Mireya, la primera habitante (por Betzany Guedez de Terra TV)

Posted on Actualizado enn

El equipo de Terra Tv ha tenido la oportunidad de tener diferentes espacios formativos e intercambios colectivos con la comunidad el Esfuerzo del Estado Portuguesa, Venezuela, donde en algunas conversaciones y recopilación de testimonios con habitantes del sector siempre surgía la pregunta de “cómo se había conformado la comunidad” ? “Quienes habían sido sus primeros habitantes” ? Todos coincidían y aseguraban que fue Mireya la primera persona en tomar la decisión de entrar en las tierras. En varias ocasiones quisimos compartir y acercarnos a ella para que nos contará un poco sobre cómo fue esa experiencia, pero por motivos de su personalidad nos evadía. Sin pensarlo después de varios momentos compartidos que tuvimos con Mireya un día de manera muy espontánea decidió contarnos su historia.

Fueron casi 4 días de vivencias con ella donde más allá de tener la oportunidad de saber cómo había llegado a las tierras del Esfuerzo, de manera muy humilde y amigable se pudo vivenciar con ella un poco de su vida personal, en su casa que fue la primera en construirse en el sector pasábamos el rato tomando café, echando cuento, hablando de los espantos, lavamos en el río, atendimos sus animalitos y hasta contemplamos la noche viendo las estrellas para irnos a dormir.

En otras ocasiones cuando el Equipo de Terra Tv junto con la comunidad andaba desplegado por las casitas del Esfuerzo recopilando información colectiva a Mireya no le gustaba ni que le tomaran una fotografía siempre se negaba a expresarse, es por eso que en estos momento es importante reflexionar un poco que se debe tomar más enserio la teoría de la comunicación participativa y comunitaria donde nos orienta que los procesos no deben ser apresurados y atropellados para conseguir una información.

Mireya, nos cuenta que un día muy tempranito agarró los trapitos de sus 3 hijos más pequeños los metió en un saco y se fue a vivir en medio del bosque teca por una necesidad urgente de una problemática que le sucedía en ese momento, cuando llega al sitio donde había decidido ubicarse agarró su machete y comenzó a construir su casita de madera.

Esa primera noche nos dice que sus hijos tenían mucho miedo por el ruido de los animales y la soledad que sentían en medio de más de 600 hectáreas donde solo existían árboles y animales, los vecinos cercanos a ella de la comunidad donde vivía sabían que se había ido a vivir en medio del bosque de teca y desde una cerca la apoyaban con comida y algunas cosas personales para ella y sus hijos.

Así inicia su estadía en ese lugar fueron pasando los días y sigue construyendo y organizando su casita, aunque sus niños sentían un poco de miedo por las noches y tenían carencias nos dice que la tranquilidad para ella era más importante que cualquier cosa.

Las tierras del Esfuerzo en ese entonces estaban bajo el control de unas personas que una vez sin importarle el daño que le iban hacer a la naturaleza destruyeron los árboles autóctonos para sembrar tecas y venderlas en un aserradero que construyeron muy cercano a la zona. Cuando esos personajes se enteraron que Mireya estaba haciendo vida en medio del bosque comenzaron a molestarla, nos cuenta que sobre todo por las noches les llegaban diciéndole cosas amenazándola y hasta un día querían tumbarle la casita con un tractor, de esta manera Mireya resiste 6 meses cuando un día de semana santa la sorprenden sus familiares lleno de mucha alegría, donde le traían cosas para sus niños, comida, ropa, y nos señala que fueron a pasar un rato con ella y fue tanto el compartir agradable de ese momento que también decidieron quedarse en el bosque de tecas para iniciar por las vías legales las luchas de las tierras.

La historia fue contada en una entrevista de video y conversaciones personales.

DCIM611MEDIA
DCIM611MEDIA
DCIM611MEDIA
DCIM611MEDIA
DCIM611MEDIA
DCIM611MEDIA

URL de este artículo : https://wp.me/p2bGPp-1Vv

Nuevo reportaje de Terra TV : Campesinos de las comunidades aledañas de la Empresa Agrícola Yaracuy esperan culminar las inspecciones para ser reubicados y cultivar las tierras ociosas

Posted on Actualizado enn

En un galpón de la empresa Agrícola Yaracuy (Edo Portuguesa, Venezuela) fue el encuentro de obreros y campesinos, esta vez en una asamblea popular junto a las instituciones competentes que deben en principio ayudar a resolver sus problemas. Decimos en principio porque las promesas hechas durante dicha reunión, a la fecha, y a pesar del compromiso oficial de CVAL, del INTI, no han sido concretadas en los días siguientes tal y como se preveía.

Aquel día, el ambiente estaba muy colorido por la vestimenta que usaban los compañeros trabajadores ”Rojo Rojito” , se sentía también algunas incomodidades un poco de chiflidos, angustias y zozobras porque nadie sabía cuál sería la intención de la institución en convocarlos.

La asamblea inició dirigida por la institución y terminó controlada por el poder popular; ya traían una agenda organizada con los 5 puntos que iban hacer tratados, pero como el pueblo es sabio y activo, se generó un debate sabroso con argumentos y evidencias, y no les quedo de otra que incorporar  4 puntos más a la mesa de trabajo. Entre los acuerdos planteados se habló de inspecciones, reubicación y posiblemente de rescate sobre rescate para las tierras que ya han sido entregadas y no están siendo trabajadas.

Desde hace 9 meses un grupo de campesinos organizados aledaños al sector  tomaron la iniciativa de hacer unas tomas simbólicas de las tierras que se encontraban ociosa de esta empresa, esto por la necesidad urgente de sembrar para el sustento de los suyos,  entre ese grupo de campesinos las mujeres han jugado un  papel muy importante, la compañera iris una de las líderes,  nos señala como han sido víctimas de atropellos amenazas  les destruyen sus siembras las han puesto a pelear  obreras contra campesinas, y ahora no sabemos qué va a pasar con nosotras porque lo que se dijo en la mesa de trabajo es que  nos van a reubicar y no sabemos para donde será, de igual manera  seguimos aquí pie firme luchando las tierras como siempre nos hemos mantenido.

Texto : Betzany Guedez (formadora y productora integral de la Escuela Popular de Cine, TV y Teatro y de Terra TV)

Fotos : Juan José Moreno (formador y productor integral de la Escuela Popular de Cine, TV y Teatro y de Terra TV)

URL de este articulo : https://wp.me/p2bGPp-1Vg

Yo, Yelitza, Mujer y Campesina (Terra TV)

Posted on Actualizado enn

DCIM611MEDIA

La compañera Betzany Guedez, formadora y productora del equipo de Terra TV se dirigió nuevamente  a la comunidad Campesina  el Esfuerzo del Estado Portuguesa  para realizar junto a ellos un proceso de investigación participativa y colectiva, que servirá de apoyo para la creación  de un guión que se viene trabajando para hacer una ficción Campesina y popular. Nos cuenta Betzany :

En esta oportunidad en medio de sus faenas diarias de trabajo de manera muy respetuosa  se  registraron audios y fotografías con algunos testimonios de las historias personales  de los compañeros campesinos que decidieron ocupar las tierras que  estaban haciendo ricos y pudientes a unos pocos.

Es tremenda experiencia para nosotros(a)s como comunicadore(a)s populares poder compartir y conocer la realidad que  llevó a este grupo de personas a tomar la decisión de ocupar las tierras. De igual manera es muy interesante ver como  hoy en día están agrupados  hombres mujeres y niños conformando una comunidad productiva  con nuevos valores  y sentido de pertenencia por todo lo que tuvieron que pasar para obtenerla.

Algo que me causó mucho interés en sus historias es como utilizan el trueque   de manera de intercambio, es una de la convivencia que caracteriza la comunidad el Esfuerzo, intercambian los rubros, se prestan los animales para reproducirlos, las semillas y hasta los huevos para echar a las gallinas, estos compañeros a través de sus acciones dan un ejemplo de solidaridad independencia, también se pudiera decir que hasta del mismo socialismo.

Esta vez quiero que se dé a conocer  la historia de Yelitza  una mujer de 24 años que decidió  junto a su esposo liberarse del sistema opresor de los terratenientes que quieren mantener como esclavos a familias humildes y campesinas para que les cuiden sus tierras sin derecho a nada. Yelitza es una luchadora, comprometida con  el  trabajo colectivo, es muy organizada y le  gusta que las cosas se hagan bien y sobre todo con amor, es humilde, alegre, cariñosa, con unos hijos hermosos y un esposo que la quiere y la valora. Convive junto a ellos atendiendo los animalitos y trabajando la tierra para alimentar a la familia y a los vecinos cercanos.

La historia fue escrita  por ella y también grabada en audio. Aquí se la transcribo :

 

Mi historia de cómo llegué al Esfuerzo, por Yelitza Pimentel

 

Hace 10 años yo trabajaba en fincas privadas como encargada, en ese entonces fueron rescatadas estas tierras y logramos que nos asignaran una parcela porque ya estábamos cansados mi esposo y yo de trabajarle a otro, es allí donde empezó nuestra historia como luchadores campesinos, empezamos a organizarnos a enfrentarnos y agruparnos a lo que habíamos comenzado porque ahora era que nos venía la guerra. Nos conformamos haciendo reuniones en nuestra humilde Escuela de horcones, techo de palma, y piso de tierra de ahí fuimos levantando todo, al pasar el tiempo  se empezó a dar clases, mi hijo Yeiker fue uno de los primeros alumnos, muchas personas me decían saca a tu hijo de ahí porque está perdiendo el tiempo va a llegar a 6to grado y no va a tener su diploma, yo les respondía algún día se va a acomodar todo alguien nos tiene que ayudar y a dar respuesta de estas tierras. Así fue pasando el tiempo y mi hijo siguió en su escuela y nosotros siempre gestionando.

Un domingo estábamos en Guanare en una reunión porque en esos días habíamos tenido amenazas que íbamos a ser desalojados y cuando   regresábamos a nuestros hogares salió una compañera con cara de asombro y desespero diciéndonos que nos apuráramos y fuéramos rápido a la escuela porque había sido quemada; De allí empieza mi gran tristeza yo me preguntaba dios mío cómo fue posible que nuestra escuela fue quemada, el día lunes estuvimos en la Escuela con aquella gran preocupación de ver a los niños tristes porque no sabían dónde iban a recibir clases entonces decidimos hacer un video con Juan Moreno (Jota) de Terra Tv, y así explotó la información fue una bomba de tiempo porque llegó a presidencia de la República y al Ministro de Educación en ese entonces Elías Jauas.

Antes de que Elías viniera el 14 Diciembre vinieron dos camiones llenos de guardias y supuestamente dos generales, de ellos recibimos solo amedrentamientos nos decían que nos saliéramos, que estas tierras eran privadas, esos días para nosotros fueron muy feos no podíamos dejar nuestros ranchitos solos siempre teníamos que dejar a alguien cuidando nuestras pertenencias y las siembras, llegó el día más esperado por todos la visita del Ministro de Educación y nos aprobó una Escuela R 2, fue mi día más bello del universo aunque cuando empezaron a construir la Escuela siguieron viniendo unos Jueces a inspeccionarnos pero nosotros siempre con los pies firmes aquí estamos los campesinos, con nuestro respeto y humildad defendemos todo  lo nuestro, lo que más me molestó  en una de esas inspecciones fue el comentario de  un General que sentado en un horcón de madera y la mesita de la maestra dijo hay que ver como desperdician la madera en esta pocilga, ¡ yo le conteste será una pocilga pero se trasmite educación¡ me miró feo y me volteó los ojos.

Bueno esta es mi historia.

Yelitza Pimentel

Fotos de Yelitza tomadas por Betzany

DCIM611MEDIADCIM611MEDIA

DCIM611MEDIA

URL de este artículo : https://wp.me/p2bGPp-1V3

Camino a la televisión comunitaria en El Salvador, apuntes de viaje

Posted on

En junio 2018 ARPAS y ACISAM invitaron la Escuela Popular y Latinoamericana de Cine y Televisión (Venezuela) a dictar un ciclo formativo de dos semanas para varios colectivos, movimientos sociales y radios comunitarias de todo El Salvador en su afán de construir un nuevo modelo de televisión comunitaria. Estas imágenes son apuntes visuales tomados corriendo entre viajes por el país y recesos de los talleres.

URL de este articulo : https://wp.me/p2bGPp-1UX

De la Marcha Campesina a la TV campesina “Terra TV”

Posted on Actualizado enn

Por Luisana Colomine, Profesora de géneros periodísticos y periodismo de investigación en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV, Caracas).

Esta semana tuvimos el privilegio de ver el documental “Marcha”, producido por Terra TV bajo la producción del cineasta Thierry Deronne, en creación colectiva de la Escuela Popular y Latinoamericana de Cine, Teatro y Televisión, que recrea un nuevo lenguaje audiovisual basado en las vivencias de un sector que lastimosamente viene siendo marginado y maltratado: el campesino.

Fue una presentación discreta, humilde y cálida, en la sala Antonieta Colón de Parque Central, donde nos dimos cita quienes apoyamos las luchas campesinas porque creemos que de los pequeños productores del campo, Venezuela puede sacar la fuerza para definitivamente transitar el socialismo que soñó Hugo Chávez y también para, de una vez, encontrar una forma económica alternativa al rentismo petrolero.

El trabajo cinematográfico, de 56 minutos de duración, recoge, de manera respetuosa y con mucha plasticidad, las increíbles penurias del campesinado: hombres y mujeres que lo único que piden es tierras para cultivar y así poder alimentar a sus hijos y a la sociedad, tal como lo expresa una campesina en la cinta: “Presidente, mi hijo me pide comida todos los días”. Muestra diferentes momentos de la histórica jornada que arrancó el 12 de julio de 2018, y es un grito desesperado para que las cosas den un vuelco. Parecen decirte: “hey, mírame, estoy aquí y soy como tú”.

Imagen 2
Parte de los integrantes de la Escuela Popular y Latinoamericana de Cine, Televisión y Teatro encargado(a)s de crear el canal Terra TV junto al movimiento campesino, Caracas octubre 2018.

La Marcha Campesina Admirable no se ha detenido y ya suma muchos más kilómetros a los casi 500 que caminó desde Guanare hasta Caracas, y aunque ahora luzca sombrío el panorama, sus impulsores e impulsoras esperan con optimismo que el presidente Nicolás Maduro cumpla la palabra empeñada en aquella cadena nacional de radio y TV, el 2 de agosto de 2018.

La Marcha llegó a Caracas el 01 de agosto, siendo recibida por un amoroso pueblo pero también por piquetes de la Policía Nacional Bolivariana y de la Guardia Nacional que, haciendo caso omiso de las protestas, no les permitieron el paso al palacio de gobierno, a eso que Chávez llamaba el “balcón del pueblo”. Como una concesión muy especial, debido a la presión de la opinión pública, fueron alojados en las instalaciones de la Universidad de la Seguridad donde pasaron, quizás, la más infeliz de las noches y del recorrido hecho. Al día siguiente los recibieron en ese Palacio donde el alma de Chávez se niega a morir…Ya pasaron más de 60 días y esa victoria temprana, como le llama el campesino Jesús Osorio, se ha quedado frustrada.

Ese día de la cadena presidencial, quizás para retar al presidente Maduro, fueron asesinados en La Escondida, Barinas, Orlando Reyes Parra, Pedro Vielma y Ramón Rosario, compañeros de lucha. Antes corrieron la misma suerte Jesús León y Guillermo Toledo, también en Barinas. Pero a estos crímenes a manos de sicarios, terratenientes y latifundistas les antecedieron los de más de 300 campesinos y campesinas. La mayoría de estos casos siguen en completa impunidad.

Imagen 1
Voceras y voceros de la Marcha Campesina toman la palabra al finalizar la proyección del documental ‘Marcha”, Caracas, 17 de octubre 2018.

El documental “Marcha” está dedicado a Reyes Parra, “Parrita”, quien arrancó con la marcha campesina pero se devolvió a su predio para resolver unos problemas. Con lágrimas y aplausos fueron honrados los caídos. Las heridas siguen abiertas pero nada de eso debilita el compromiso campesino para con la revolución, ni siquiera los funcionarios y funcionarias que han asumido al servicio público y a la revolución como un mero negocio.

Un aporte indiscutible de esa marcha es la TV campesina que abre paso a una nueva “fuente” periodística y a formas de comunicación distintas a las tradicionales que exigen del periodista una sensibilidad especial. El campesinado sigue siendo históricamente invisibilizado no solo por las actuales políticas oficiales sino también por los medios del Estado, pero insurge ahora con mucha fuerza, como un ámbito de interés informativo, como una noticia muy difícil de ocultar. Quizás ese documental no lo pueda ver usted en VTV “el canal de todos los venezolanos”, pero inundaremos las redes con él y será el “pepe grillo” de muchas conciencias.

Porque no es una mera cuestión de economía, es también la lucha de clases, son siglos de maltrato que la revolución no debe ignorar. Una deuda que intentó pagar Hugo Chávez y que ahora la renuevan.

La marcha campesina constituyó, además, un quiebre, un antes y un después, generando que individualidades y movimientos sociales se (nos) unan (unamos) en su causa justa y noble.

Por eso decimos que ahora la “Marcha” es del pueblo.

12115998_1632561537009045_7757675331644046098_n

Dp6vVmAVYAAsyzA

La autora : Luisana Colomine

Profesora de géneros periodísticos y periodismo de investigación en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 

Fuente : https://cotayorosebud.wordpress.com/2018/10/19/de-la-marcha-campesina-a-la-tv-campesina/