Participación y protagonismo popular

Reportaje sobre nuestro canal Terra TV por la revista feminista estadounidense “Collective Endeavor” (enero 2020)

Posted on

En los dos últimos años la Escuela Popular y Latinoamericana de Cine, Televisión y Teatro ha llevado a cabo la creación de una televisora-escuela campesina: Terra TV. Natalie Benelli publica una detallada y extensa investigación sobre esta experiencia en la revista feminista estadounidense “Collective Endeavor” (enero 2020).


URL de este articulo : https://wp.me/p2bGPp-20R

Cuando nuestra Comuna llegó a la gran pantalla

Posted on Actualizado enn

Ciudad CCS estuvo en el estreno de nuestro documental “Tiempos de lucha” coproducido por la Comuna Altos de Lídice y la Escuela Popular y Latinoamericana de Cine, TV y Teatro y realizado por Jesús Reyes (imagen) y Víctor H Rivera (sonido). La periodista Emily Cazorla @CAZORLAEMY ha recogido la opinión de unxs de lxs comunerxs presentes así como de los realizadores.

Previo al 2020, el Teatro Principal de Caracas se llenó de la alegría, la lucha y la resistencia del pueblo organizado, comunero y revolucionario de los Altos de Lídice, para presenciar la proyección de la película Tiempos de lucha, acciones de una Comuna, realizada en pleno proceso organizativo de la misma, donde los principales protagonistas son las mujeres y los hombres en su cotidianidad urbana.

El trabajo audiovisual fue realizado en Lídice, una barriada del oeste capitalino, en la parroquia Sucre, donde siete consejos comunales durante un año se organizaron y articularon para crear la Comuna Altos de Lídice, con el propósito de unir fuerzas para conseguir el bienestar común. En el cortometraje se pueden presenciar los obstáculos, la perseverancia, los sentimientos, y autoanálisis del pueblo por obtener una suma de felicidad social.

La proyección siguió paso a paso la lucha diaria que se vive para lograr un autogobierno comunal, que permite resolver temas como la salud, el agua, el gas, el transporte, la recreación y el abastecimiento, circunstancias reales de las que no escapa actualmente ninguna comunidad venezolana. Todos los detalles fueron captados: la zona, la solidaridad, la multitud, las verdades, los procesos, la inclusión, los problemas y las soluciones de los Altos de Lídice.

Vecinos disfrutaron verse en las pantallas expresando su cotidianidad en la comuna

Hablan los protagonistas

Durante la presentación, los vecinos y vecinas de la comuna, pusieron de manifiesto la importancia que tiene visibilizar los trabajos y los esfuerzos que se viven diariamente para consolidar un verdadera organización popular.

La vocera de la comuna, Rosiris Zapateiro, destacó: “Para nuestra comunidad es un orgullo estar viéndonos en las pantallas. Al principio no creíamos que íbamos a lograr consolidar tanto la comuna como la película. Demostramos que en tiempos de guerra, nos pudimos levantar y nos seguimos levantando en organización comunal. Esperamos que otros tomen nuestro ejemplo y que se empoderen como poder popular. En Venezuela tenemos hombres y mujeres dispuestos a trabajar para mostrar nuestra verdad”.

Jesús García, parlamentario de la comuna enfatizó, “lo bonito que muestra la película son dos cosas, primero todo el proceso que llevamos a cabo para la construcción de nuestra comuna y segundo la capacidad que tiene el pueblo venezolano para reinventarse, organizarse y vencer en medio de la guerra económica. Los compañeros compartieron y vivieron con nosotros todos los procesos y aquí está el gran resultado las verdaderas vivencias del barrio”.

La vecina Noris Herrera, resaltó “ hoy podemos decir en Lídice comuna o nada. Nadie apostaba nada en esta comunidad, pero Jesús y Víctor sí apostaron en los comuneros y su verdad. Les digo a nuestros hermanos sigamos trabajando para cumplir el legado de nuestro Comandante Chávez. Me siento orgullosa de ser comunera. En esta película nos vemos nosotros mismos como somos, un pueblo real y con dignidad”.

Por su parte los realizadores y promotores del trabajo audiovisual destacaron que convivieron durante un año en la comunidad para poder mostrar, de forma real, cómo se organiza una comuna.

Víctor Hugo Rivera “lo realizamos partiendo desde la idea de un cine directo y social, que narra a la propia gente desde lo que hacen en sus espacios. Durante un año trabajamos y convivimos dentro de la comunidad. Grabamos desde una metodología distinta con otra visión lejos de lo tradicional. En este documental nadie dirigió nada, en ningún momento intervinimos en los diálogos o en su convivencia comunitaria. Tuvimos una buena interacción con la gente al punto que el título lo consolidamos entre todos. De los comuneros de Lídice me llevo el mayor ejemplo de construcción política. Para nosotros como productores nacionales, es importante que se muestre nuestro trabajo que busca reivindicar a las comunidades organizadas del país”.

Jesús Reyes: “Es importante asumir este tipo de realizaciones porque en el cine venezolano no vemos ese reflejo directo de la comunidad. Hemos trabajado desde el respeto y con una estética que denominamos la estética de la dignidad. Estamos haciendo un cine de contestación ideológica, manifestando la verdadera organización comunal. No deformamos la realidad como lo hacen en el cine comercial, donde utilizan la imagen del barrio para burlarse. Me quedo con lo mejor de la comunidad con su comprensión y la empatía que los caracteriza. Ya el mundo empieza a temblar, nos han llamado desde Argentina, Alemania, Suecia, Chile, Francia, Brasil, Grecia, pidiéndonos el documental, con solo ver los tráiler en la red Youtube”.

Con esta película o documental, como se le prefiera llamar, los productores pretenden llevar la realidad venezolana a la luz pública. Dejando de lado esa imagen de barriada pobre violenta y marginal, sino mostrando una de las tantas experiencias, que no son más que el pueblo empoderado trabajando en colectivo por su propio bienestar.

Ciudad Ccs/Emily Cazorla

Fuente: http://noticias.ciudadccs.info/llegan-a-la-gran-pantalla-las-verdaderas-vivencias-del-barrio/

Terra TV en la Azulita: notas de camino, por Horacio Mendez

Posted on

Desde hace varios meses la Escuela Popular de Cine, Televisión y Teatro, a través de su proyecto “TERRA TV” ha iniciado un camino nuevo teatral y audiovisual en apoyo a la comunidad de la Azulita (Andes venezolanos) y a la labor que ahí ha desarrollado la Brigada de los Sin Tierra. Estos apuntes son un fragmento del diario de trabajo que elabora el formador de teatro Horacio Méndez (con su gorro azul en las fotos, acompañado por Marilena Jara, Iris Rodriguez y Leonardo):

“En la segunda visita a la escuela técnica robinsoniana de Mistaja, nos encontramos con la realidad de lo duro que es el transporte y la falla de suministro de combustible… el impacto que genera estos hechos en la participación de los estudiantes, su asistencia y continuidad en la escuela, pero aun así cargados de entusiasmo (los chicos ,chicas y nosotros) logramos mantener un grupo de trabajo aproximado de 18 participantes los dos días de taller, y la incorporación de dos profesores que participaron de manera horizontal con los estudiantes y se permitieron crear un espacio iguales aceptando las técnicas de teatro del oprimido, para improvisar, jugar , problematizar y cambiar de roles y reflexionar colectivamente sobre esto… nos anima tener un equipo que puede crecer o disminuir pero cuenta con una columna diez participantes (promedio)con el cual podemos desarrollar una propuesta escénica, DRAMATURGICA, musical y liberadora.

LA DONCELLA DE MISTAJA PUEDE SALVAR DE NUEVO A LA HIJA DEL SOL.

Hubo un tiempo en que reinaba entre los indios de Los Andes una mujer por extremo hermosa, que ejercía un poder inmenso sobre las tribus. No se consideraban felices sino bajo el suave influjo de sus gracias y la sabiduría de su gobierno; pero sucedió que un velo de tristeza empezó a cubrir el semblante de la hija del Sol Tulio Febres Cordero (Tomado de la Revista Cultura venezolana, Año VII, Nº 59. Caracas, 1924).

Este fragmento de la “LA LEYENDA DEL DICTAMO”, nos invita a reflexionar en estas montañas mágicas de mistaja , donde la hija de SOL indudablemente es la ETAR (escuela técnica agropecuaria robinsoniana) y la Doncella es el cuerpo colectivo de quienes la dan vida a la escuela (estudiantes ,profesores, administrativos y obreros), que en estos momentos está viviendo un proceso de reconstrucción de sí misma para enfrentar las adversidades propias de la guerra económica y de la búsqueda de su identidad.

En el recorrido que nos realizara por las instalaciones el profesor Jean en medio de la conversa, nos relató que en algún momento los profesores realizaron una obra de teatro “la doncella de Mistaja” para sus estudiantes, (ese momento donde decimos “ el teatro no nos abandona”), nos permitió hurgar en el anecdotario del profesor acordando la búsqueda del guión y el ánimo del cuerpo docente en participar con los estudiante utilizando la creación colectiva para un nuevo guión…., al llegar a Casa, busqué la leyenda de la Doncella y parafraseando el cuento es la valentía de esa doncella quien salva la hija del Sol, creo que la valentía del cuerpo docente junto a los estudiantes y obreros salvarán a la hija del sol de nuevo, en la montaña mágica de Mistaja.

Antes de llegar a Mistaja, en la Carbonera, le pedimos a Leo que por favor creará un cuento a partir de su experiencia con su huerto agroecológico pensado en un lenguaje para niños y niñas y que lo tuviera listo para el día siguiente. Se le mostró la técnica del títere de dedos, con su respectivo vestuario y cabeza hecha con una papa. Además se le pidió que echara un chiste para que él viera que hasta esta estructura tiene un principio, un desarrollo y un final o desenlace. Para finalizar la dinámica creamos un cuento entre tres personas incluido él para que viera que iniciarse como narrador de cuentos puede ser en principio algo sencillo, que luego con el tiempo se puede ir complejizando.

En la ETAR de Mistajá se llevaron a cabo dos talleres de audiovisual. En el primero de ellos se trabajó la diferencia entre ficción y cine documental. El ejercicio era contar la historia de una actividad cotidiana de su escuela. Un grupo decidió grabar una jornada de preparación de alimentos en la cocina y el otro decidió grabar parte de un partido de fútbol. Estas tomas hechas por lxs estudiantes son presentadas en este video. En cuanto a los talleres de teatro uno de los grupos recreó sus tensiones con profesores a partir de esta herramienta mientras que otro recreó una jornada de ordeño. El profesor Jean Carlos expresó que era maravilloso que los alumnos hayan expuesto una escena que ellos, los docentes, ven todos los días en los diferentes espacios de la escuela. Interpretó este hecho como ponerse en el lugar del otro. Y sí, el teatro tiene entre otros de sus beneficios: poder ponerse en el lugar del otro, a través de un ejercicio de imaginación.

Pasos antes de la Escuela Técnica Robinsoniana de Mistajá, en el sector el Paramito, vive Cheo Nava, habitante y productor de semillas de cilantro agroecológico. Cheo es un gran predicador de la palabra: semilla, que para él es igual a Tierra. Son palabras son hoy, experimento concreto que se puede constatar en su siembra de maíz nacida de semillas no contaminantes, provenientes de su propio banco de semillas creado mediante un trabajo riguroso y amoroso, que aprendió con los compañerxs Sin Tierra. Hoy sólo él y Albeiro mantienen esta práctica. Cheo nos recibió cayendo la tarde del lunes. Nos mostró su siembra y nos habló de los rubros que pegan con mayor fuerza en el terreno donde habita.

Por fin y para realizar las producciones teatrales y audiovisuales con los estudiantes de la ETAR-Mistaja realizamos un recorrido mañanero con el profesor Jean Carlos por algunas siembras que los alumnos han realizado bajo la orientación de los profesores agropecuarios, quienes a su vez han recibido asesoría técnica por parte del equipo de los Sin Tierra. Vimos el espacio de lombricultura, la cochinera, de la producción de conejos. El profesor nos habló de cómo los y las muchachas se suman a los diversos espacios productivos con buen ánimo. Para él, el nudo crítico no está en los muchachos sino en sus familiares pues son quienes sí se dedican en la zona a la siembra con agrotóxicos y a quienes es mucho más difícil llegarles.

URL de este articulo : https://wp.me/p2bGPp-20q

El pueblo comunero de Altos de Lídice recibe el documental “Tiempos de Lucha”

Posted on Actualizado enn

El 12 de diciembre 2019 en el Teatro Principal de Caracas, la Comuna Altos de Lídice y la Escuela Popular y Latinoamericana de Cine (www.escuelapopularcineytv.wordpress.com)
hemos aportado otra propuesta para el cine que nos merecemos como pueblo venezolano. “Tiempos de lucha. Acciones de una Comuna” de Jesús Reyes (imagen) y Víctor Hugo Rivera (sonido) es un documental respetuoso, participativo, igualitario, mestizo, amoroso y descolonizador ! Su personaje principal es colectivo y femenino, como ocurre en muchísimos espacios de la revolución bolivariana. “Vamos a dar otra información a la comunidad internacional y van a decir ‘Venezuela está en pie de lucha’ y está en pie de lucha de manera digna, no llorando, ni pidiendo, sino desde la dinámica de aquí, desde la premisa de que sólo el pueblo salva al pueblo y el trabajo colectivo es el que predomina“, explica Reyes. Gracias a la Companera Yrleana Gómez Oropeza por sus hermosas fotos. Este instante existe.

IMG-20191212-WA0004

URL de este articulo : https://wp.me/p2bGPp-1ZO

La revolución no será televisada, ¿parte 5.418?: otra Venezuela que no ves sale a la luz

Posted on Actualizado enn

Dos cineastas de nuestra Escuela Popular y Latinoamericana de Cine, TV y Teatro (https://escuelapopularcineytv.wordpress.com/ )- Jesus Reyes y Victor Hugo Rivera – se internaron durante un año en un barrio popular de Caracas para mostrar cómo se organiza una comuna. El resultado sale a la luz con el estreno de ‘Tiempos de lucha, acciones de una comuna’, un documental para romper mitos y abrir una puerta a la realidad popular caraqueña. Un articulo de Marco Teruggi

Photo © Sputnik / Marco Teruggi

“Hay un lugar muy digno en el mundo y es los Altos de Lídice”, cuenta a Sputnik Víctor Hugo Rivera, responsable del sonido de Tiempos de lucha, acciones de una comuna. Se trata de un documental sobre la Comuna Socialista Altos de Lídice, con el estreno en diciembre de 2019 en la capital de Venezuela.

La obra es el producto de un año de trabajo. “Nos acercamos con la intención de hacer un reportaje sobre la siembra, empezamos a darnos cuenta de la dinámica y dijimos ‘esto da para más’ y nos quedamos un año”, explica Jesús Reyes, responsable de cámara y montaje, en diálogo con Sputnik. La siembra refiere a una de las tantas actividades que se impulsan en la Comuna de Altos de Lídice, en la parte más alta del cerro, pegada al parque nacional Waraira Repano, al norte de Caracas.Rivera y Reyes se presentan como “enmarcados en la filosofía de la Escuela Popular y Latinoamericana de Cine, TV y Teatro”, fundada como un proyecto social en 1995, en la ciudad de Maracay. Ambos realizadores son de barrios populares de Caracas, algo que remarca Reyes: “No somos agentes externos al entorno y al espacio; concebimos la realización audiovisual desde una fraternidad y empatía”.

Que la gente se vea

Víctor Hugo Rivera y Jesús Reyes, realizadores del documental 'Tiempos de lucha, acciones de una comuna'
© SPUTNIK / MARCO TERUGGI
Víctor Hugo Rivera y Jesús Reyes, realizadores del documental ‘Tiempos de lucha, acciones de una comuna’

“La fuerza que nos impulsó a realizar el documental es hacer que la gente se vea y vea que sale en una representación audiovisual de manera digna”, dice Reyes sentado en las calles de Altos de Lídice. Desde allí se ve cómo el barrio baja hasta la avenida principal y da inicio a la Parroquia 23 de Enero, uno de los sitios emblemáticos de la Caracas chavista.

Esa búsqueda marcó todo el rodaje del documental. Significó romper con una mirada presente en muchos de los documentales realizados en los barrios populares que centran la cámara en lo que el cineasta resume como “calles rotas, bloques rojos, bloques rotos, espacio con basura”, lo que es la representación gráfica de la pobreza para muchos.

“Tu relación con el espacio parte de otra sensibilidad, y esa sensibilidad viene porque nosotros somos de barrio. En el cine comercial la representación de barrio que vas a encontrar es de malandros, putas y drogas, y esa vaina no es así, porque el barrio tiene demasiado potencial, y el documental deja en visto esa idea”, explica Reyes.

El objetivo fue distinto desde el principio: mostrar a la gente en su dinámica diaria de construcción de su organización popular, su comuna. Lograrlo significó un trabajo de inmersión, de compartir, y construir las imágenes desde el día a día, en su ritmo y dinámicas.”Trabajamos en base a la estética de la dignidad, de dejar bien a la gente, no sobreexplotar la pobreza ni los espacios. El enfoque del cine directo nos ha dado la ventaja de no intervenir en el espacio de las personas, no existen poses en el documental; los retratos son tomados sin que las personas se den cuenta, eso le da un valor de veracidad”, resalta.

¿Qué es una comuna?

Espacio recuperado por la Comuna Socialista Altos de Lídice, Caracas, Venezuela
© SPUTNIK / MARCO TERUGGI
Espacio recuperado por la Comuna Socialista Altos de Lídice, Caracas, Venezuela

El documental dura una hora y media. A lo largo de ese tiempo puede verse, según los realizadores, cómo se lleva adelante la construcción de la Comuna Socialista Altos de Lídice. No es una explicación narrada de lo que es una comuna, sino su demostración a través de las dinámicas propias de cada día; acciones, diálogos, debates que tiene la gente.

“Retratamos el proceso, ves a la gente trabajando junta por el bienestar social de cada uno de los consejos comunales y asegurando el bienestar de los abuelos, niños, desde la farmacia, la educación, los servicios, el transporte”, detalla Reyes.

Tiempos de lucha, acciones de una comuna muestra la dinámica desde dentro. Ingresa con la cámara en el corazón de la construcción de una comuna: sus asambleas diarias, las planificaciones de actividades, la realización de las mismas. “Todos los fines de semana hay una actividad, todos los días ocurre algo, es como un volcán siempre, y lo que hicimos fue retratarlo de la mejor manera”, agrega el realizador.

El desafío es entonces doble. Por un lado, narrar la experiencia de una comuna, lo que significa adentrarse en una de las formas de organización popular novedosas, creadas por la Revolución bolivariana. Por otro lado, hacerlo con pocos antecedentes dentro de Venezuela: el documental es el cuarto que se estrena desde que comenzaron a conformarse comunas en el país hace 10 años.El enfoque fue mostrar lo bueno, lo difícil, las contradicciones que, según Reyes “son las que hacen que el proceso avance y se mantenga, no pintamos el mágico y maravilloso”.

El sonido del barrio

Jesús Reyes (izq.) y Víctor Hugo Rivera (der.) en la Comuna Socialista Altos de Lídice
© SPUTNIK / MARCO TERUGGI
Jesús Reyes (izq.) y Víctor Hugo Rivera (der.) en la Comuna Socialista Altos de Lídice

Los barrios caraqueños tienen música, velocidad y quietudes, un tiempo caribeño y popular en cada esquina. La Comuna Socialista Altos de Lídice, al estar dentro de ese espacio, tiene esas características en sus calles, hablas, actividades.

“Hay un ritmo, y ese ritmo de vida es un ritmo transformador político, si hay unas elecciones tienen salsa a todo volumen, bullicio de la gente, el sancocho, esto y aquello. Esas acciones se asumieron en el rodaje, se asumió que había salsa, gente gritando, organizando, no hay una puesta en escena o intervención del realizador en este sentido. Respetamos el espacio y el sonido de la gente”, sostiene Rivera.

Ese ritmo dio lugar a lo que denomina “una banda sonora propiamente de los Altos de Lídice” que conforma la sonoridad del documental.

El retrato del barrio es entonces, a su vez, el retrato de un barrio popular caraqueño en proceso sostenido de organización. Se trata de una de las realidades invisibilizadas por la mayoría de los grandes medios internacionales que construyen la imagen de una Caracas devorada por la pobreza, la violencia y el abandono estatal.

Con el documental se abre una puerta a la realidad de un cerro filmado por quienes forman parte de esos sectores populares, y se puede dimensionar lo que representa el chavismo en la gente humilde. Porque la comuna no se explica sin la revolución, y la revolución no se entiende sin tomar en cuenta las miles de personas que día a día construyen soluciones colectivas.

“Vamos a dar otra información a la comunidad internacional y van a decir ‘Venezuela está en pie de lucha’ y está en pie de lucha de manera digna, no llorando, ni pidiendo, sino desde la dinámica de aquí, desde la premisa de que sólo el pueblo salva al pueblo y el trabajo colectivo es el que predomina”, concluye Reyes.

Fuente : https://sptnkne.ws/ACUy

URL de este articulo: https://wp.me/p2bGPp-1ZE

Estreno de “COMUNA” de Jesus Reyes y Víctor Hugo Rivera

Posted on Actualizado enn

La Escuela Popular y Latinoamericana de Cine, Tv y Teatro te invita al Estreno de “COMUNA” el 12 de diciembre a las 5:30PM en el Teatro Principal de Caracas. Realización: Jesús Reyes (Cámara, fotografía y montaje) y Víctor Hugo Rivera (Sonido directo, diseño sonoro, foley y mezcla). 

Sinopsis: en 2018 siete consejos comunales deciden reunirse y organizarse para conformar una comuna en Los Altos de Lídice, Oeste de Caracas. Fruto de un año de trabajo constante, este documental sigue paso a paso su lucha diaria para crear un autogobierno comunal y resolver temas como la salud, el agua, el gas, el transporte la recreación, el abastecimiento. Nada de vitrina con guión preestablecido. Puro proceso, obstaculos y perseverancia femenina, sentimiento, salsa, fe y autoanálisis del Pueblo por el Pueblo filmados con un lenguaje innovador y participativo.

URL de este articulo: https://wp.me/p2bGPp-1Zw

Taller de formación y producción documental de 18 días / Del 10 al 28 de abril de 2020, Venezuela

Posted on Actualizado enn

¿Quiénes somos?

En sus 25 años de existencia, la Escuela Popular y Latinoamericana de Cine, Televisión y Teatro (EPLACITE) ha realizado miles de talleres en todo el continente latinoamericano. Defendida por cineastas como Alex Cox o intelectuales como Ignacio Ramonet, esta larga experiencia ha permitido crear un método único e intensivo de educación audiovisual. El cineasta salvadoreño Sergio Sibrián participó en uno de estos talleres. Su primer documental “El Tigre y el venado” recibió el Premio al Mejor Documental Latinoamericano en el Sunscreen 2015 Festival (Florida):

Otros compañeros que participaron en nuestros talleres vienen de movimientos sociales diversos como el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra de Brasil, y crearon el cortometraje “La tierra es de todos” :

En 2019, el documental “Marcha”, dirigido por jóvenes directores de la EPLACITE, fue seleccionado por el Festival “Rencontres du Cinéma Latino-américain 2019” (Burdeos, Francia), el Festival Internacional de Cine Político FICIP 2019 (Argentina) y el Festival Internacional de Derechos Humanos de Guadeloupe 2019 : 

¿De que trata el taller?

Es un taller de formacion y produccion documental de 18 días – del 10 al 28 de abril de 2020, en Venezuela junto a un movimiento social, para 15 principiantes cineastas o novatos : no se requiere conocimiento previo del cine. Los participantes dispondrán de espacios y herramientas para preparar, dirigir, editar y presentar sus cortometrajes e intercambiar experiencias. Este taller es un espacio de creación colectiva que parte de los intereses de cada participante. Cada uno(a) desarrolla el tema que le parece importante. El taller se dictará en tres idiomas (español, francés e inglés). Al final de los cursos, la EPLACITE le entregará un diploma profesional.

Resumen de los contenidos:

  • Entender la relación moral con el Otro social como base del documental. Aquí, el director está en pie de igualdad con el Otro, lejos del mercado temático que sutilmente lo empuja a borrar la Historia para individualizar unos “objetos humanos”.
  • Tomar conciencia del “fuera de campo” como activador de la imaginación del espectador.
  • Comprender el papel de las inferencias. Tomar conciencia del plano “detalle” como un desprendimiento del tiempo y del espacio, una bisagra entre diferentes espacios/tiempos.
  • Tomar conciencia del sonido como creador de imágenes mentales.
  • Tomar conciencia del montaje paralelo como una concentración de tiempo. La elipsis como activación de la imaginación del espectador.
  • Aprender a pasar del concepto de individuo aislado al de individuo social + relación triangular seres-cosas-seres. Un ejemplo de un estilo de encuadre: el cineasta Joris Ivens.
  • Por qué y cómo representar procesos en lugar de productos.
  • ¿Por qué realizar un movimiento de cámara? Pasar del epicentro de una acción a otra, la relación entre puntos de interés, creación de un espacio “off”.
  • Comprensión de la construcción mutua entre el universo y el personaje.
  • Conocer la observación de los ejes principales y secundarios, cómo moverse de uno a otro. Un eje (de mirada, diálogo, movimiento, creación-producción de algo, movimiento, relación, organización, incluso montaje intelectual, etc.) es la base para la construcción de un espacio cinematográfico. Trabajar sobre la relación entre sus ángulos, sus duraciones, sus escalas, nos permite ir más allá del simple aspecto descriptivo de una acción. Escribir en el cine significa crear gradualmente la relación entre el universo y el personaje, entre los polos narrativos, preparar, medir, calibrar los impactos de uno sobre el otro, entre las cosas y los seres, y entre los seres y las cosas. De esta manera, es posible pasar de un eje físico a un eje mental y, más allá de la simple descripción de un lugar o de una acción, generar una revelación.
  • Conocer y practicar las tres técnicas de entrevista para superar la “radio disfrazada de televisión” que es la entrevista frontal como fuente verbal + planos de apoyo.

Ejemplos de ejercicios (adaptables a las necesidades de los participantes):

  • Escuchar el sonido de fragmentos de películas, dibujar tomas imaginarias asociadas con estos sonidos, luego ver el mismo fragmento con la imagen, para descubrir el poder creador de las imágenes mentales que tiene el sonido.
  • Elaboración de cortos sonoros, para ejercitar el espacio fílmico.
  • Escuchar el ambiente con los ojos cerrados y luego construir atmósferas sonoras.
  • Un día o una tarde de pura observación para detectar las sensaciones (sonoras y visuales) que cada uno percibe del entorno y trabajar en el desarrollo de estas sensaciones.
  • Ejercicio de cámara totalmente libre. Entre la intención del director y la percepción colectiva que sigue, valorar los aciertos y las posibles mejoras. Descubrimiento paulatino y participativo de elementos gramaticales audiovisuales por este medio.
  • Ejercicio del plan “Lumière”. Comprender la fuerza de la composición dentro del encuadre. Algunas leyes de composición. Ejercicio de Eisenstein (“Crimen y castigo”)
  • Concepto: tomar una foto para ilustrar una idea como “amor”, “soledad”, “tiempo”.
  • Ejercicios de luz. Ejercicios de color. Ejercicios rítmicos.
  • Construir una acción en tres sonidos (utilizando cada uno de los “3 planos sonoros”)
  • Construye una acción en tres planos (usando los tres polos narrativos).
  • Con estos dos últimos ejercicios, descubrimos también algunas de las virtudes de la edición.
  • Ejercicio de figura-fondo / movimiento interno-externo / ejercicio de creación fuera de cámara. Ejercicio de entrevista en situación.

¿Cómo registrarse?

Muy fácil, escríbanos a escuelaterratv@gmail.com  El costo de la inscripción es de 960 dólares y cubre la totalidad de los gastos del taller (comida, alojamiento, transporte, uso del material de produccion y edicion para crear el cortometraje). El boleto está a cargo del o de la participante. Tan pronto como llegue a Caracas será atendido por los organizadores.

Thierry Deronne, coordinador de los cursos internacionales de formación de EPLACITE y TERRA TV

Abajo: trailer de nuestro nuevo documental “Comuna”, por estrenarse en diciembre 2019, fruto de un año de trabajo en un barrio popular de Caracas, realizado por Jesús Reyes (imagen y edición) y Víctor Hugo Rivera (sonido y mezcla).

URL de este articulo: https://wp.me/p2bGPp-1Zh