Técnicas de investigación socio–cultural y recolección de relatos de vida

Entregada al Estado y a la comunidad estudiantil la investigación “Balance y futuro de la televisión comunitaria venezolana”

Posted on Actualizado enn

 

En septiembre 2017, para contribuir con la labor de mantener esta conquista que fueron los medios comunitarios en cuanto ejercicio colectivo y participativo del pueblo comunicador entregamos a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones @Conatel los resultados de nuestra investigación “Balance y Futuro de la TV comunitaria Venezolana“. Esta investigación fue financiada por dicha Comisión. También hicimos públicas esas conclusiones durante las Jornadas Nacionales de Investigación de UNEARTE

 

URL de este artículo: https://wp.me/p2bGPp-1Ef

“Esta Tierra es nuestra”, el nuevo proyecto documental de Juan Pablo Guzmán (Guatemala)

Posted on Actualizado enn

taller1
Juan Pablo manos a la obra en la editora de la izquierda, taller de Managua, septiembre 2010.

taller 2

Tuve la dicha de conocer al compañero guatemalteco Juan Pablo Guzmán en septiembre 2010 en Managua cuando la fundación Luciérnaga me pidió dictar un taller de documentalismo social a un grupo de creadores audiovisuales de Centroamérica. Juan Pablo llegó a Nicaragua como realizador y miembro de los colectivos @red.tzikin y Resistencia de los Pueblos. Hace pocos días me envió desde Guatemala unas fotos de los mapas que acompañan su nuevo proyecto documental “Esta Tierra es nuestra”. Le agradezco por tomar el tiempo de contestar algunas preguntas.

Thierry Deronne, Caracas, 18 de noviembre del 2017

04
Juan Pablo en su constante labor de información junto a las comunidades indígenas de Guatemala

TD – Juan Pablo, ¿cómo vives este nuevo rodaje, ¿cuales son los descubrimientos y las dificultades que encuentras en ese camino?

JP – He pasado filmando este caso de Tzalbal desde el año 2011, las diferentes reuniones y movilizaciones, por lo menos unas 15 reuniones y 60 horas de filmación. En este año 2017 las comunidades recibieron la notificación de que la tierra tiene que ser restituida a la tierra Municipal de Nebaj, ya que ambos, alcalde y vecinos son dueños de la tierra que fue robada en 1984. Eso me motivo a empezar la edición. Este documental surge por una necesidad de las comunidades de difundir y reconocer su propia historia.  Se habla de Genocidio (1982), se habla de robo (1984) o botín de guerra durante los 36 años de conflicto armado. Poco se habla ahora de como el estado desplazó y despojo a las comunidades de sus tierras. Ni las comunidades saben identificar o explicar las operaciones de desplazamiento que sufrieron, ya que se encontraban aislados durante meses adentro de la montaña, buscando lugares de refugio. (Véase http://faccionlatina.org/2015/02/24/el-reordenamiento-territorial-no-es-cosa-nueva/)

Acá en Tzalbal, Nebaj se ve muy claramente como fue este robo, un robo que nunca se concretó, únicamente en papel, porque las y los vecinos regresaron a vivir a pesar de la represión. El objetivo del Estado guatemalteco en esos años era destruir las tierras comunales y apropiarse de ellos para realizar minería, hidroeléctricas y acueductos. En la actualidad a esta política le llaman desalojos y es legal. En 1983 el ejército reorganizó a las comunidades como un plan de contrainsurgencia, estableciendo campos de concentración o Aldeas Modelo. Las comunidades recibieron mucho trabajo psicológico y es por ello que hoy en día existe mucha división y peleas, aunque todos sabes que es vivir bajo la bota militar. Cuando la población se encontraba en el refugio se organizaron de tal forma que refundaron su origen, si venían de Tzalbal, fundaron otro Tzalbal y es por ello que durante el proceso de paz en 1996 retornaron a sus comunidades de origen por una coherencia étnico cultural muy fuerte, sin saber que la habían desmembrado su tierra del título municipal. (Véase https://cmiguate.org/poblacion-desarraigada-y-restitucion-de-la-tierra-de-tzalbal/). Ahora las comunidades están movilizadas por la recuperación de sus tierras y en el mes de agosto de 2017 resolvieron a favor ellas para restituirles la tierra.

El hallazgo más grande de este proceso documental es como la población resistió, de cómo durante meses decidieron no dejar su tierra, que al resistir la concentración estaban decidiendo conservar su cultura y su modo de vida frente a la imposición evangélico/militar del ejército. Otro descubrimiento es saber realmente como le robaron la tierra a la población en su ausencia por la vía de las armas, de cómo sus antepasados nativos indígenas ixiles pagaron la tierra al “Estado” de 1902 para estuviese a nombre de la municipalidad y los vecinos de Santa María Nebaj.  En esta misma línea es importante mencionar el móvil o el objetivo del robo de estas tierras, ya que hoy en día existe un interés muy grande en esta región por capturar el agua de los ríos para acueductos o centrales hidroeléctricas, perforar la tierra para sustraer minerales para el modelo extractivo minero y la matriz energética.

TD – ¿Cómo ves el proceso de edición en la construcción de esta historia?

JP – Colocar toda esta historia de 35 años de despojos y abusos es lo que nos reúne hoy frente a la edición. Muchas dificultades encuentro en el proceso de edición a la hora de explicar las operaciones de guerra. Cómo se hace una referencia específica a un pedazo de tierra de 33 caballerias en donde pasaron las patrullas militares y como existieron 3 puntos de refugio entre dos ríos una serranía altamente controlada y bombardeada.  Esa es mi pregunta hoy, cómo cuento esta historia y cómo la enlazo con los acontecimientos actuales en la política electoral, sistema judicial y procesos de diálogo y negociación frustrados. Lo más difícil es como se habla desde la perspectiva de la población que resistió. Ya que existen todos los papeles que hablan de agresión, pero poco existe o poco se habla de todo lo que la población resistió.

Cómo se habla desde la resistencia, de la necesidad de salir del barranco, la necesidad de sembrar para sobrevivir, de necesidad de vivir sin tener precio como diría el Silvio. Cómo se hace entender que el ejército perdió la guerra porque no pudo matar a la gente. Y hoy esa población celebra la vida y no tiene miedo a seguir organizada y a seguir luchando por sus derechos, por su agua, por sus hijos, porque no hay de otra y porque les da la gana. ¿Cómo? Este documental es una mezcla de muchos datos, actores y hechos, puede ser un proceso histórico de resistencia. No tengo muy claro como lo voy a trabajar, solo quisiera que se comprendiera muy bien porque es un gran privilegio ser un contador de historias y así definirla desde el punto de vista comunitario. Puede llegar a ser una tesis en un futuro.

TD – ¿Con que tipo de televisión sueñas, y si hablamos de crear una escuela de documentalismo, cuales serían para tí sus puntos más importante(s)?

JP – El ambiente noticioso o histórico está plagado de mentiras y miedo. Poder definir la verdad y hacerle frente al miedo es un reto de todo proceso comunitario de cine y televisión. En lugares en donde la contrainteligencia juega un papel la información es un privilegio y un arma de dos filos. Hablando de una televisión nacional y una escuela de documental es importante en nuestro contexto porque en la historia reciente muchas comunidades llevan sus procesos de participación ciudadana y actualmente  existen 75 consultas comunitarias que tienen sus motivaciones históricas directas. (Véase: http://resistenciadlp.webcindario.com/consultas.html ). Esta historia y estos procesos vigentes es necesario contarlos, es necesario tener un acompañante documentalista a la par de la organización comunitaria.

En Guatemala hay 335 municipios y en cada uno por la diversidad cultural existen muchas historias y para ello soñar con un reportero/a en cada municipio estaríamos hablando de 335 estaciones de edición. Estaríamos hablando de 22 departamentos que produjeran 22 programas de televisión en diferentes formatos para llenar la programación de un canal. Es un sueño vigente. Para ello una escuela documental necesita tener varios requisitos como el periodista que se forme necesita estar arraigado en su comunidad para poder organizar un grupo, otro aspecto es tener contacto directo con su cultura para poder contar historias, tener varios proyectos audiovisuales o necesidades de documentar urgentes, un buen carácter interpersonal y un criterio amplio.

Se empieza con poco y se sueña con mucho.

TD – Gracias hermano, seguimos en contacto!

URL de esta entrevista : https://wp.me/p2bGPp-1CR

Estreno nacional de 3 cortos de la Escuela Popular y Latinoamericana de Cine, Television y Teatro, el Sabado 26 de agosto, 6pm, Centro Cultural Parque Central, Sala Antonieta Colon, Caracas

Posted on Actualizado enn

Querido(a) Amigo(a), tenemos el placer de invitarte a nuestro acto “Una television popular para los tiempos de revolucion” el sabado 26 de Agosto de 2017 a las 6pm, en el Centro Cultural Parque Central, Sala Antonieta Colon, donde estrenaremos tres cortometrajes producidos en diversos talleres de la Escuela Popular y Latinoamericana de Cine, Television y Teatro : “Caquetios, escuela en construccion“, “Un puente para Pluton” y “El trapo rojo”, construir una ficcion popular en Camunare Rojo“.

Tambien te presentaremos las conclusiones de un año de investigacion sobre las 35 televisoras comunitarias de Venezuela : https://escuelapopularcineytv.wordpress.com/2016/07/17/propuestas-al-cabo-de-un-ano-de-investigacion-sobre-la-televisora-comunitaria-en-venezuela/.

Nos despedimos recordandote que la entrada es totalmente gratuita y que si asi lo deseas, puedes correr la voz en tu red, y extender la invitación a tus queridos allegados, familiares y amigo(a)s.

URL de este articulo : http://wp.me/p2bGPp-1vx

Te invitamos al estreno nacional de “Memorias del Cielo” y de “Hasta enterrarnos en el mar”, Sabado 19 de agosto, 6pm, C. Cultural Parque Central, Sala Antonieta Colon, Caracas

Posted on

Poema para la gente bella de la Miralejos

 

Aquí hemos estado… Cerca del cielo

donde velas nos hacen dar la vuelta al mundo

pero regresamos al mismo encuentro

para pasar la tarde sonriendo con josue y david

recordando a los que se fueron

ya las velas son soles para el descanso eterno

nuestra esperanza el insomnio, debemos seguir despiertos

se nos va el tiempo, tratando de encontrar a labori en todo el cerro,

que sentimientos por el viejo, por amada, por frederick, cortos momentos,

imágenes van y vienen, luz en el cemento, vientos del oeste, los 60

son un reto,

observamos los sonidos, escuchamos movimientos, fugaces como las estrellas

pero contentos de ser esto.

Jesus Reyes

El pueblo cuando ve una pelicula del pueblo es como cuando camina por la calle: le interesa mucho saber, y confia muchisimo en sus vecinos para saber lo que pasa. Una pelicula hecha asi podria ser un modelo de nuestra television publica futura, un modelo politico… El editor de tipo nuevo entiende muy bien ese placer de conocer. El montaje son nuestros pies, son nuestros ojos, nuestro cuello; es la posibilidad de voltearse hacia el vecino para preguntarle algo. Cada corte de un plano a otro, o entre grupos de planos, o entre un sonido y un plano, o entre elementos dentro del mismo plano, te da la posibilidad de aprender algo. En un cine revolucionario nada como una “comuna” que pone a trabajar sonidos e imagenes como vecinos, como iguales. Poner la cartas en la mesa, no es contemplar el paisaje o proyectar tu idea. Es la mesa donde se ponen las cartas, y te asomas, hermana, hermano, porque no has dejado de querer aprender.

La cámara, el micrófono y los companeros que la llevan, son los primos de la realidad, acarician la piel de individuo social. La misma realidad se pone compasiva al envíarnos señales de humo. Los personajes salen de la tierra y del aire, dan un paso hacia ti, es un baile pegado, consentido. Beso, entrega, tiempo.

Hace cien anos Vertov retrataba el mas viejo, el mas fundamental reclamo obrero : 3 veces 8 horas : 8 horas de trabajo, 8 horas de ocio, 8 horas de descanso. Sus cortes servian para reunir el minero de carbon a la editora que usa la energia producida por el minero. Hoy la camara esta nuevamente presa de los estudios de television desde donde se pretende informar al pueblo. O se filma a la gente dentro de su casa o en su “vida individualizada” como si el espacio llamado “intimo” fuera el mas autentico, el mas puro, por ser liberado por fin de la Historia, cuando en realidad el verdadero rostro intimo de los personajes es el que se ve desde la calle, desde el barrio-mundo.

El documental postmoderno es un chiclet que se estira y se mantiene a golpes de efectos “humanos”, “poeticos”. En cambio el montaje nuevo tiene la fuerza de la unidad humana fragmentada por el capitalismo : la pareja hombre-mujer son dos caras de una misma contradiccion.

El barrio Bello Monte es un montaje entre dos imagenes: campo y ciudad. Corte entre vivir y ser, entre economía y politica, entre rentismo y produccion. Los pajaros y los animales, el viento y el olor a tierra mojada, el antiguo nombre de la Via Principal (calle agrícola) recuerda a los fundadores que se ven aun en las fotos en blanco y negro, los de trama gruesa en periodicos antiguos, los que poblaron esta tierra, los de la madrugada sin techo, antes de la bodega. Este montaje nos define mas que cualquier otro.

Los primeros segundos del documental editado te hablan, tu mano se vuelve conciencia, cuando aun no lo pensabas. El material te obliga a pensar y a trabajar mas, es decir ya no estas frente a la editora.

Ves a un un hombre solo que no cree en la organización comunal y que no cree en la eleccion del vocero de Barrio Tricolor pero sin embargo con esa rabia misteriosa pelea paso a paso contra la inmensa naturaleza que se traga una aldea universitaria abandonada. Ya no ves la marcha de apoyo a Nicolas Maduro desde Aragua hasta Caracas como la imagen de franelas rojas en la television : escuchas las voces, los miedos, los silencios, las ideas de las mujeres, sus premoniciones, su analisis del desabastecimiento, ahora la marcha parece partir de Caracas hacia Aragua. Y la imagen de la entrega de las bolsas del CLAP deja de ser solamente la de un beneficio, es la calle de los jóvenes apoyados en un muro de cemento que tapa la vista hacia la hacienda productiva. La manera en que filmas la distribución de los alimentos, no es la cola, no es el producto, es tu cámara-ojo que ve el antes, durante y después, aquí y en otra parte. Solo cuando instales el espacio y el tiempo del sujeto, podremos ver todo lo que atenta contra ese ser. No hay sujeto puro, pero en el entramado de las contradicciones que lo atacan, vemos mejor lo que se pretende destruir y lo que se puede construir. El montaje conecta los diversos aspectos de cada contradicción. Ves lo serio que es hacer cine en la revolucion, es decir revolucion en el cine?

Ves a las mujeres que llueven como caras del universo lejano, que vienen caminando hacia tu lente, ves la gran inexistencia de los hombres. Ves la palida mejilla de la joven asmatica que no se mete en la política, ella regresa a casa con escasas palabras, cierra la puerta. Ves a la mujer que crees que eres Venevision y cuando compra su bolsa de sardinas al vendedor ambulante, te dice : “a comer sardinas, mijo, esto es lo que hay en esta revolucion !”. Ella es tan necesaria en el montaje como el temblor de la voz de Melvi que se pregunta porque las bolsas del CLAP no llegan, estas mujeres entre yunco y martillo, luchan por no abandonar sus preguntas ante tus respuestas. Solo el funcionario de la comunicacion pensaria : a estas mujeres hay que sacarlas de la edicion. Hay un concepto muy primitivo de la información, que no hemos superado aun, y que Humberto Solas llamaba el mito de la indefension del publico. Creer que el pueblo no puede pensar desde las contradicciones. Por querer imitar a Venevision hemos logrado que a 18 años de revolución 85 % de los venezolanos sigamos viendo Venevision.

Por esto no hemos grabado las voces antes de las imagenes, para no recolonizar la imagen con las palabras y para no apagar la imaginacion del espectador. El barrio“Bello Monte” es un barco que navega en una guerra economica, en el caos de la globalizacion, y su necesidad profunda emerge poco a poco. “Los jovenes aprenderan” te dice la mujer de la casa rural. Cuando la iglesia intenta rescatarlos en la otra orilla, surge la poesía popular, mas fuerte que todo, ella nos salvara de tanta miseria, la anuncia Milenys la maestra suplente cuando dibuja una araña al pizarron.

Ahora el puesto de verdura o el chamito que trabaja aburridisimo ya no son un paisaje. Son puntos que se conectan en el montaje, son la imagen perfecta de nuestra futura televisión publica, donde ya no existen las poses, los estudios, las relaciones de fuerza, la violenta division entre pensar y trabajar, entre ocio y trabajo. Me diras que esta televisión no puede existir, que solo puede pertenecer a otro tiempo ? Claro, como Venezuela, hermana ! O ya olvidaste que esta television donde solo existe la igualdad de los espacios, la igualdad de los tiempos, de las palabras, de las imagenes y de los sonidos, la invento el loco de los desiertos Simon Rodriguez ? Entre nosotros, la television productiva sustituira la television rentista como el poder del mago al del bruto.

Thierry Deronne, Fragmento de Diario de rodaje de “Hasta enterrarnos en el mar”, enero 2017.

URL de este articulo : http://wp.me/p2bGPp-1vd

Cortometraje “La tierra es de todos” discute la relación del campesino con la tierra

Posted on Actualizado enn

Fuente : página oficial del Movimiento de los Sin Tierra (Brasil)http://www.mst.org.br/2016/09/04/curta-metragem-produzido-na-venezuela-discute-a-relacao-do-campones-com-a-terra.html

El cortometraje La tierra es de todos, discute de forma poética la relación de las campesinas y los campesinos con la tierra, su vínculo y su producción. El estreno del corto se herá este miércoles 07 de septiembre por la señal de Alba TV.

El trabajo es el resultado de los talleres de cine y agroecología realizados entre los días 20 y 23 de agosto, en la Finca Caquetios, en una escuela de formación construida por el MST (Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra – Brasil) en Venezuela, en el estado de Lara, a poco mas de 400km de la capital del país, Caracas.

Los talleres fueron realizados en conjunto entre la Escuela Popular y Latinoamericana de Cine y el colectivo de Francia FAL-33. Contó con la participación de cerca de 50 personas integrantes de movimientos sociales y populares de Venezuela.

Uno de los colectivos participantes del taller, fue Alba TV, canal participativo y comunitario creado hace 10 años, que además de su presencia en internet, transmite por señal abierta para todo el territorio venezolano. La propuesta del canal es producir y vincular noticias y contenidos a partir de los movimientos populares de Venezuela y también de Latinoamérica.

Cine como herramienta de lucha

La Escuela Popular y Latinoamericana de Cine, TV y Teatro ideada por Thierry Deronne, nacido en Bélgica pero con más de 30 años en Latinoamerica; y que tiene el objetivo de formar personas que hacen parte de los movimientos populares y sociales, pensando el cine como herramienta de lucha.

Según Thierry, el cortometraje producido durante el taller, “es un trabajo participativo y protagónico, en el sentido que muchas manos estaban ahí, cargando la cámara, muchos ojos estuvieron viendo más allá de las apariencias, muchas ideas juntas, pues nadie sabe todo y todos saben algo y ese esfuerzo de crear un cerebro colectivo también es acompañado de una gran sensibilidad. Es poder decir que gracias al tiempo del encuentro, podemos llegar al alma de algunas personas, que para nosotros, representan otro mundo posible”.

La Escuela Popular de Cine invitó a los cineastas Luis y Andrés Rodríguez, premiados internacionalmente con algunas películas, entre ellas Brecha en el silencio (Venezuela, 2012), a que facilitaran el taller durante 4 días con cerca de 20 militantes de movimientos sociales y populares de Venezuela y también militantes del MST, que hacen parte de la Brigada Internacionalista Apolônio de Carvalho, la cual está presente en Venezuela desarrollando trabajos que van desde la producción de semillas agroecológicas hasta comunicación.

La metodología utilizada por los cineastas dialoga con la metodología de los movimientos sociales, teniendo como clave la intensa participación y la creación colectiva. Después de compartir algunos conceptos de cine, vino un período de observación conjunta y, separados en dos grupos de trabajo, hicieron grabaciones donde todas y todos operaron la cámara y construyeran los planos generando un cortometraje de 11 minutos, editado en el propio espacio y proyectado para todo el colectivo, personas de la comunidad y comunas vecina que fueron documentadas en el proceso de realización.

Para el cineasta Luis Rodríguez, “los jóvenes abordaron de forma bastante intuitiva el trabajo de la imagen en relació al tema de la tierra, la relación del ser humano con la tierra. Es un poco el tema central que fue abordado en el taller, en sintonía con el lugar, con el espacio donde vivimos estos días”.

En ese sentido, la forma como los hermanos Rodríguez piensan y hacen el cine se asemeja mucho con las batallas vividas y abrazadas por los movimientos sociales al pensar una identidad propia, afirmando la belleza y fuerza del sujeto campesino.

Por su parte, Andrés Rodríguez, también cree en esa perspectiva y comenta sobre la lógica de cómo es posible acceder a lo universal a partir del local. “Nos ha afectado mucho la mirada foránea, que siempre este avalando o elaborando nuestros discursos y diciéndonos quienes somos. Esa identidad debe ser construida cuadro a cuadro, con sudor, con pasión, con sangre, con mucha fuerza para poder acallar las voces de gente que nos quiere conquistar, colonizar a través de los discursos, de la identidad”, opinó Rodríguez.

El cineasta, también aporta que el objetivo principal del cine latinoamericano y venezolano. “Es construir una identidad propia, libre, donde realmente nuestra manera de mirar las cosas, nuestras idiosincrasias, es una lucha que tenemos que enfrentar con mucha fuerza”, resalta.

Agroecología: intercambio de experiencias entre los pueblos

En un proceso paralelo a este taller, 30 militantes participaron del espacio de formación de agroecología y permacultura promovida por lo colectivo francés FAL-33 (Francia y América Latina) y el MST.

Gloria Verges, una de las integrantes del colectivo y facilitadora del taller, relata que una cuestión fundamental en el aprendizaje de los participantes fue que al concluir, ellos y ellas reconocieran, a partir de la propuesta inicial y de la visión acerca de la permacultura – una filosofía de vivir la tierra, pensando en las generaciones futuras de forma sostenible –, conocimientos que ellos manejaban pero quizás faltaba la visión integradora de todo eso.

“Lo que ellos habían aprendido es que ellos practicaban y tenían muchos conocimientos que son pequeños elementos de permacultura, pero hacia falta la visión integral, global y sistémica. Eso también ha reforzado las prácticas que venían haciendo y les dio una visión global”, concluyó.

Caquetios: una escuela en construcción.

Una de las tareas del Movimiento Sin Tierra en Venezuela es contribuir para la construcción de un espacio de formación latinoamericano, en el interior de Venezuela, en el estado de Lara. El espacio es una antigua hacienda que fue expropiada por el gobierno revolucionario de Hugo Chávez y que ha sido transformada en una Unidad de Producción Socialista (UPSA).

Hoy, la UPSA fue concedida al Movimiento, no solo como un espacio de producción de alimentos, contribuyendo así de forma efectiva en la alimentación del pueblo venezolano, sino también como un espacio de formación de los movimientos sociales de toda la América Latina.

De esa forma, el MST busca transcender las fronteras geográficas y contribuir con la lucha internacionalista en toda la América Latina, desde una pedagogía campesina, que busca no separar teoría y práctica, sino construirlas conjuntamente. Es decir, en el mismo lugar que producimos alimentos, también es el lugar de producir conocimiento. En contribuir desde una reflexión práctica para el avance del socialismo y de la unidad entre los pueblos.

Según Célia Cunha, militante del MST que integra la coordinación del espacio y que vive hace casi 10 años en Venezuela, no es posible hablar de soberanía sin hablar de semillas.

“Para hablar de soberanía, tenemos que hablar de semillas. Y para hablar de semillas, tenemos que hablar del plantío, de cosecha, de cultivo, de cuidado y eso solo se hace con un trabajo de base, de concientización. No es solo distribuir las semillas, es preciso un acompañamiento para que esta se produzca y eso va acompañado de un proceso de toma de consciencia”, resalta.

Célia puntualiza además, que el desafío es organizar los procesos de formación, debatir el tema de las semillas con soberanía y después distribuirlas para las familias, garantizando ese acompañamiento, para que dentro de un año el panorama sea otro. Y como unidad es fundamental ese proceso.

“Sabemos que no haremos eso solos. Es necesario el vinculo de todos los campesinos y campesinas venezolanos, de los colectivos. (…) Nosotros proponemos hacer ese puente entre esos colectivos”, finaliza.

http://wp.me/p2bGPp-1bJ

Presidente de El Salvador valora “El tigre y el venado” creado por el integrante de la escuela Sergio Sibrián

Posted on Actualizado enn

El documental “El tigre y el venado” del cineasta salvadoreño Sergio Sibrián surgió a raíz de un taller impartido en Nicaragua en 2010 por la venezolana Escuela Popular y Latinoamericana de Cine y de la experiencia del director en ACISAM.

Desde su estreno en El Salvador 2013, esta obra ha sorprendido y ha llenado las salas y actualmente recorre México en un festival itinerante. Narra el encuentro con un sobreviviente del genocidio de 1932, Don Chelino (fallecido poco tiempo después del rodaje). Era el último abuelo de la cultura náhuatl pipil que sabía tocar la flauta para acompañar la danza de “El Tigre y el Venado” – alegoría de la terrible masacre de indígenas cometida por los militares al servicio de la oligarquía. Mientras enseña las melodías a un joven le cuenta sobre la masacre a que él sobrevivió. El Profesor Salvador Sánchez Cerén, Vicepresidente de la República de El Salvador y actual candidato presidencial del FMLN para las elecciones de febrero 2014 ha visto el documental y ha redactado la siguiente nota al respecto:

El Presidente del Salvador Sanchez Ceren recibe el documental "El Tigre y el Venado" de manos de su director, Sergio Sibrián
El Presidente del Salvador Sanchez Ceren recibe el documental “El Tigre y el Venado” de manos de su director, Sergio Sibrián

Hace unos días asistí a la presentación del documental “El tigre y el venado” que retrata de excelente manera la vida de don Marcelino Galicia Fabián, descendiente pipil originario de Tacuba, sobreviviente de la masacre de 1932 y uno de los últimos hablantes de la lengua náhuatl en el país.

Aunque la historia trata más sobre nuestra cultura, tradiciones e identidad, nos muestra a Tacuba como uno de los municipios que por años padeció del olvido y la exclusión de gobiernos anteriores. Problemas relacionados a la calidad de la educación y atención en salud, son algunas de las realidades que en este gobierno hemos mejorado, pero que estamos obligados a continuar, profundizar y mejorar aún más. En el próximo gobierno del FMLN estamos convencidos que no habrá territorios olvidados. No más poblaciones excluidas del beneficio y desarrollo, como sucedió en el pasado.

Recientemente pude visitar los 14 departamentos del país, y miles y miles de personas me confirmaron que estamos haciendo bien las cosas, que estamos llegando y llevando los cambios necesarios. A lo mejor tú puedas decir que nos falta por hacer y te doy toda la razón. Nos falta mucho más por hacer. Por eso es que nuestro programa de gobierno incluye el desarrollo equitativo de los territorios. De manera que podamos territorializar las políticas públicas y las estrategias de país y con ello garantizar que todos tengamos las mismas oportunidades de acceder a una educación y salud de calidad, empleo, a gozar de derechos como el de propiedad de la tierra y la seguridad para nuestra familias, a una vivienda digna. Estamos más que comprometidos en promover el financiamiento y asistencia técnica articulada para proyectos productivos locales, microrregionales y regionales, generadores de empleo. El actual y próximo gobierno del FMLN ha sido muy claro en sus objetivos y sobre todo ha puesto sus esfuerzos por dignificar a toda la población: nuestros niños, niñas, jóvenes, mujeres, campesinos, personas con discapacidad, adultos mayores. Pero el reto es continuar, ir adelante, trabajar decididamente en ese rumbo que nos haga crecer y construir El Salvador que queremos. No podemos retroceder.

Salvador Sánchez Cerén Fuente: http://elblogdesalvador.net/2013/10/no-mas-territorios-olvidados-en-el-salvador/ TyV3 559427_304142289727761_1989137528_n1Sergio Sibrián, Don Chelino, Flor López y otro compañero colaborador del equipo de realización "El tigre y el Venado"

Sergio Sibrián, Don Chelino, Flor López y otro compañero colaborador del equipo de realización “El tigre y el Venado”

TyV1  TyV2

foto Giovanni Cuadra 1Don Federico Fabián, de 82 años de edad, se mostró conmovido con la proyección del documental “El tigre y el venado”, en el que su hermano Marcelino Fabián (derecha) es el protagonista. Fotos Cortesía Giovanni Cuadra.foto Giovanni Cuadra 6foto Giovanni Cuadra 7foto Giovanni Cuadra 9foto Giovanni Cuadra 8URL de este artículo: http://bit.ly/1cZhzJ1