Curso permanente de direccion de cine latinoamericano – Clase 11 : “Tierra en trance” de Glauber Rocha

Posted on Actualizado enn

Análisis de la dialéctica en un fragmento de la película “Terra em transe” de Glauber Rocha (siguiendo el concepto de conflicto creador elaborado por Serguei Eisenstein), por Juan Pablo Bedoya Ortega.

Es de mi interés analizar la aplicación de la dialéctica cinematográfica de Glauber Rocha, ya que su obra cinematográfica se desarrolló dentro de un contexto latinoamericano, con un énfasis social – político mucho más claro y directo en su obra. Glauber no aplica literalmente la propuesta formal y los conceptos de Eisentein. El director brasilero los entiende desde su perspectiva cinematográfica, política y cultural y los aplica desde su propio sentido. Por lo tanto, no vamos a encontrar exactamente la misma forma dialéctica de Eisenstein en Rocha. Para Rocha la dialéctica, además de un asunto formal cinematográfico, es un asunto político. Por lo tanto, en ese sentido político y narrativo son más visibles los conflictos dialécticos en su cine.

En la siguiente secuencia1 vamos a encontrar mucho énfasis en los conflictos entre personajes [el candidato popular (ver: A4) y el candidato de la oligarquía (ver: C3), entre la policía (ver: A13) y el rebelde (ver: A14), entre el pueblo (ver: C2) y la oligarquía (ver: A17)], conflictos de lugares, conflicto de situaciones [la coronación del “tirano” (ver: A24) y la caída del líder revolucionario (ver: C14 y B17)]. En la secuencia vemos el triunfo del poder “monárquico” por encima del poder popular. Una secuencia que narra la negación de una utopía ideológica. El poder del pueblo supeditado al poder de un “tirano”.

1 Secuencia final de la película “Terra em transe” de Glauber Rocha. Últimos 10 minutos (aprox.).

En esta secuencia, es claro ver cómo Glauber Rocha es formal, en el sentido en el que los planos están compuestos con los conflictos de forma eisensteinianos pero, adicionalmente, tenemos conflictos mucho más visibles y mucho más fuertes entre personajes, lugares, ideas y sonido. Es una secuencia de planos que dura aproximadamente 10 minutos y tiene 75 planos. Hay momentos en los que pasan planos que, a duras penas, el ojo los alcanza a percibir por la rapidez con la que sigue al siguiente plano. Sin embargo, pese a los aspectos formales que se pueden identificar en esta secuencia, a nivel conceptual lo que más prevalece en este montaje es el nivel metafórico y político.

LOS CONFLICTOS DIALÉCTICOS EN LA SECUENCIA

De personajes:

Tenemos a los dos polos opuestos a nivel de personajes en la película. El candidato que representa los intereses del pueblo (A4) que se contrapone al tirano que representa los intereses de una compañía (B5).

De lugares y situaciones:

Como podemos ver en los planos, esta secuencia tiene diferentes conflictos de lugar. En los planos A3, B3, C3, A4 – B4 – C4 – A5, B5, C5, vemos cómo el montaje genera, al mismo tiempo, conflictos de personajes, de espacio, de situación. Además, los elementos dentro del plano juegan un papel conceptual muy fuerte. El poder que está sólo con sus ambiciones particulares (C1 – A3 – C3 – B2 – C3), que se contrapone con el candidato que representa los intereses del pueblo y está acompañado por el pueblo (A2 – C2 – B3 – A4 – C5). Estos también son conflictos en el montaje, pues continuamente yuxtapone a los personajes y los lugares.

De discurso:

Visualmente en los planos no podemos ver en qué consisten los discursos y los diálogos de los personajes; sin embargo, los personajes principales, que son literalmente políticos, generan contradicción con las palabras que manejan. Uno caracteriza el discurso retardatario sobre Dios, la familia, la democracia (C5) que se contrapone a un discurso más intelectual y reflexivo (C12) acerca de la problemática social de El Dorado, el país donde se desarrolla la historia.

Conflictos formales dentro del plano:

De iluminación:

C10 – A5 – A7 – A8 – B18 – B19 – B27
Gráficos:
C2 (es gráfico y de iluminación también) – C22 – C17 – B17 – B7 – A3 – C3 (la bandera en una mano y la cruz en la otra, al moverlas genera constantemente conflictos gráficos) – A1 – C5 (en este plano las líneas de la cruz y la bandera producen oblicuidad. Además, es un plano metafórico que nos lleva al concepto de “conquista”.

De plano y espaciales:

B1 – B6 – A13 (también es de iluminación) – B13.

En esta secuencia Glauber utiliza varias metáforas. El hombre conquistador, monárquico representado con elementos que lo identifican como la cruz (C3), la bandera (A3), la corona (A24 – B24).

Además, es metafórico en el sentido en el que muestra la muerte de la revolución popular (B17) y lo contrapone con la coronación del tirano C17.

Si vemos, por ejemplo, los siguientes planos, seguidos uno del otro, desde el A13 hasta el A18, se ve cómo Glauber Rocha aplica la dialéctica en su cine. A13: Van en el carro (ellos son personajes de la revolución popular que apoyan al candidato del pueblo), hay un retén y no les importa parar. Siguen sin atender el llamado de la policía.

B13: Los policías se quedan atrás.
C13: El policía los sigue.
A14: (suenan disparos) el líder está herido.
B14: se prepara la coronación del tirano.
C14: Nuevamente el líder herido.
A15: Nuevamente la coronación se yuxtapone a al plano del líder.
B15: Volvemos al líder (planos muy rápidos)
C15: La coronación del tirano.
A16: El líder herido, la mujer lo auxilia.
B16: Volvemos a la coronación.
C16: En la coronación, una risa actoralmente cínica.
A17: El tirano sube las escaleras (metáfora de que está subiendo a tomar “el trono”.
B17: El líder, en otro espacio y contexto diferente, pero vemos que ha perdido su batalla.
C17: La coronación del tirano nuevamente.

Con esta secuencia que acabo desglosar, queda más fácil identificar la dialéctica del director brasilero. Una dialéctica que recoge el formalismo eisensteiniano pero que, además, se complementa con la puesta en escena y las ideas políticas de Glauber. En este sentido, vemos que el cine de Rocha pretende llegar al espectador de manera violenta en términos de montaje y de metáforas. Invita al espectador a reflexiones y a emociones. Elementos indispensables para que el espectador genere su propia síntesis a partir de cada plano y cada orden de los planos en conflicto.

URL de este articulo : http://wp.me/p2bGPp-1pF

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s